La Historia de TiendaMalabares.com

Lo que tuvo que pasar....

Malabares:

Si viviste la experiencia de visitar alguna de nuestras tiendas probablemente este texto te parezca interesante. Soy Gustavo Rodriguez fundador de las tiendas Malabares.

Todo empezó terminando mi secundaria en el Colegio Albert Camus (colegio bilingüe, Frances Espaniol) en Guadalajara, el fin de el curso implicaba un viaje a Francia haciendo un intercambio con una secundaria en un pueblo cerca de Toulouse durante un par de semanas. Antes de ir a este pueblo (Negrepelis) estuvimos una semana en Paris en donde vi por primera vez un diabolo, creo que había en plazas publicas grupos de chavos jugandolo. No recuerdo el momento donde jugue uno por primera vez, si una persona en Paris me presto uno y me dijo como funcionaba o si en la  secundaria de Negre pelis, un pueblo no mayor a 10,000 habitantes donde una vez a la semana teníamos una clase de Circo, (talvez tenia otro nombre la clase pero para mi era circo) tenían trampolines, diabolos, clavas, pelotas, colchones para acrobacias, trapecios todo lo que un circo tiene. Yo quede impactado con esa posibilidad de jugar con artículos que había visto pero nunca creí poder utilizar era el dia mas intenso de la semana.

(bueno después del día que salias con alguna francesa)

En ese mismo viaje mas tarde tuve la oportunidad de visitar una playa cerca de Barcelona, ahí vi a un joven que después le entendí que era de origen Ingles volando un papalote de 4 lineas, tampoco había visto en mi vida un juego asi, mas de una vez en una ida al campo o a la playa había volado con mi papa diferentes tipos de papalotes. Todos de una sola línea donde lo mas divertido era darle la mayor línea (cuerda) posible y asi verlo lejos!, para luego recoger la misma y tratar de recuperarlo.

Esta persona tenia uno con cuatro líneas, y dos controles al mover cada control daba ordenes al papalote que tenia una figura mas o menos rectangular, este generaba una fuerza increíble pues te jalaba sobre la arena como si se tratara de una moto o algo igual de poderoso.

Con un esfuerzo ( pues trabajaba yo en un vivero propiedad de un tio de la familia  Bouisou con la que hice intercambio asi como cortando el pasto de un castillo propiedad de en aquel entonces el director del museo de Louvre Paris.) compre un papalote de dos líneas y un diabolo igual al que usamos en la escuela.

Estos juguetes los tuve guardados (creo que el papalote todavía lo tengo, el diabolo lo vendi en el boom del diabolo cuando me quede sin mercancía en la tienda y un ninio quería uno con todas sus ganas del mundo tuve que dárselo) al terminar mi preparatoria hice otro viaje a Europa, esta vez a Londres Inglaterra a trabajar y conocer un poco mas del mundo antes de tomar una de las desiciones que dicen es de las mas importantes de tu vida, elegir una carrera profesional de una universidad que de acuerdo a tus posibilidades socioeconómicas culturales sea la adecuada.

En esta estancia trabaje duro y pude viajar un poco por algunas capitales importantes de Europa, fue ahí cuando me di cuenta que después de tantos anios después de mi secundaria todavía no había visto ninguno de esos dos fabulosos juegos en MExico. Decidi investigar quienes eran los fabricantes de estas maravillas para llevarlas yo a MExico. Redacte mis mejores y mas largas cartas a Flexifoil tratando de poner en papel mi entusiasmo por la idea de mostrarle esto a otras personas en mi país.

 

Yo tenia 19 o 20 años la empresa no me tomo mucho en cuenta.. paso un año mas ya entrado en el tronco común de ingeniería industrial en el tec de monterrey campus Guadalajara cuando me acorde en la biblioteca junto con mi amigo kike que yo tenia aquel proyecto en mente y lo había olvidado. En ese momento lo volvi a visualizar , el entusiasmo entro en mis venas y todo paso.

Pedi 10,000 pesos prestados a mi papa para hacer un primer pedido y convenci a Flexifoil que conmigo tendrían al mas entusiasta promotor del Kite en Mexico.

Llegaron los primeros papalotes los cuales eran muy chicos, los volamos por todos lados.. con lo que ganaba en la venta comprababa un nuevo pedido de papalotes un poco mas grande (nunca pude volar uno mas grande de lo que mis habilidades me lo permitían, creo que ese fue un factor importante para nunca haber tenido un accidente practicando este deporte).

Fue una etapa en la que recibí apoyo de mis amigos, a algunos les gusto el deporte y aprendieron, cuando íbamos a volar se hacían buenos grupos.

Sin darme cuenta convertimos LagunaSeca.com.mx en el promotor principal de Kites para tierra.

Despues de varios años de vivir una de las etapas mas divertidas de la vida, navegar, viajar y competir. Es decir hacer lo que te gusta fue necesario abrir un local para poder atender a las personas que nos buscaban para comprar un Papalote de Tracción. Fue ahi cuando sacamos el diabolo guardado desde la secundaria para no solo vender Papalotes.

2 Meses mas tarde,  el Diabolo se puso de moda en las Escuelas de Guadalajara, no volvi a vender Papalotes nunca, el mundo del Malabar y los niños contentos por poder aprender algo tan divertido como el Malabar nos cambio la vida.

 

RECIBE NOTICIAS EN TU CORREO

Inscribete a nuestro boletín de noticias acerca de muchos Malabares.